Lo mejor de la Boda Real entre Meghan Markle y el príncipe Harry

La reacción del príncipe al ver a su futura esposa ha dado la vuelta al mundo (VÍDEO).

Comparte
(Foto: Twitter).

Este sábado se llevó a cabo la esperada boda entre el príncipe Harry y Meghan Markle en la capilla de San Jorge, ubicada en el castillo de Windsor, la residencia de descanso preferida de la reina Isabel II.

Miembros de la realeza como su hermano el príncipe William y Kate Middleton, la duquesa de Cambridge, con sus hijos George y Charlotte; el príncipe Carlos, acompañado por Lady Camilla, duquesa de Cornwall, además por supuesto la reina, su esposo, el duque de Edimburgo y la madre de Meghan, Doria Ragland, fueron algunos de los 600 invitados presentes. 

Celebridades como Amal y George ClooneyOprah Winfrey, Elton John, David y Victoria Beckham atestiguaron el “sí quiero” que se dieron los ahora duques de Sussex ante los ojos del mundo a través de la televisión y las redes sociales.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia fue cuando los novios se encontraron en el altar. La reacción del príncipe al ver a su futura esposa ha dado la vuelta al mundo con un vídeo en el que se aprecia cuando le dijo “Te ves increíble” y “Soy muy afortunado”.

EL VESTIDO DE LA NOVIA

Markle lució un vestido diseñado por Clare Waight Keller de la casa Givenchy, con un brazalete de diamantes que le obsequió Harry, su anillo de compromiso (que incluye dos diamantes de la colección personal de la princesa Diana) y una tiara que perteneció a la Reina María de Inglaterra y fue un préstamo de la reina Isabel II a Markle.

NO OLVIDAN A LADY DI

Un detalle a destacar fue el intercambio de votos -en los que Meghan prometió amor y lealtad a Harry, pero no obediencia – siguiendo el protocolo que la princesa Diana hizo en su enlace con el príncipe Carlos, y por consiguiente Kate en su boda con William.

Las rosas blancas, las preferidas de la princesa de Gales, destacaron en la ornamentación floral que engalanaba el lugar.

De igual forma, el ramo nupcial de Meghan estaba compuesto por nomeolvides, en clara referencia a Diana, así como por otras flores elegidas y cortadas personalmente por Harry del jardín privado de Kensington.

Además, dejó un asiento vacío junto a su hermano William, simbolizando el lugar que hubiera ocupado su madre si viviera.

Tras la ceremonia, los duques de Sussex pasearon durante unos 25 minutos en una carroza descubierta por las calles de Windsor saludando a la gente que los esperaba en la calle. 

La recepción tuvo lugar en el St. George’s Hall, en los campos del castillo, a la que asistieron alrededor de 600 invitados, finalizando los eventos públicos del día. 

Comentarios